El Delfín Rosado o Tonina de Agua Dulce

22 06 2009
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Superorden: Laurasiatheria
Orden: Cetacea
Suborden: Odontoceti
Superfamilia: Platanistoidea
Familia: Iniidae
Género: Inia
Especie: I. geoffrensis
Nombre binomial
Inia geoffrensis
Blainville, 1817

El Delfín Amazonico o Boto, como es llamado en Brasil, es el representante mas grande de los delfines de río. Individuos adultos llegan a medir hasta 2.4 metros con un peso de aprox. 160 kg. Su cuerpo es robusto, poco hidrodinámico pero muy flexible. El hocico es alargado y provisto de más o menos 106 dientes. La coloracion del cuerpo varia de acuerdo a la edad, claridad del agua y distribución. El color mas frecuente es rosado y gris- azulado. Los delfines amazonicos poseen ojos pequenos, una trompa muy larga y aleta dorsal muy poco desarrollada. Estos delfines estan muy bien adaptados a vivir en las varzeas (bosques inundados). Su distribución abarca los sistemas fluviales de los rios Amazonas y Orinoco. De acuerdo al libro rojo de la IUCN el delfín amazonico esta categorizado como especie vulnerable. Sus mayores enemigos son la deforestacion y actividades humanas que contribuyen a perturbar su medio de vida.

El delfín rosado (Inia geoffrensis), es un delfín de río considerado vulnerable según la IUCN. En Ecuador está catalogado como en peligro de extinción. Sin embargo es muy importante conservarlo ya que es la única especie de cetáceo que habita exclusivamente en aguas dulces de América.

La IUCN la ha catalogado como vulnerable porque se sospecha la reducción de al menos el 50 % de la población en los últimos 10 años o tres generaciones basado en el declive del área ocupada, la disminución de la calidad de su hábitat, de la menor observación de ejemplares y de los niveles actuales o potenciales de explotación del hábitat.

La dentadura de estos delfines es de tipo heterodonta, es decir que tienen diferentes dientes (incisivos y molares), a diferencia de los delfines marinos que es homodonta. Los ojos son pequeños pero funcionales, adaptados a las condiciones del agua turbia donde habitan. El melón es pronunciado, especialmente en adultos. Esta estructura sirve como un direccionador acústico para las ondas que producen (ecolocalización).

081208_delfin

A diferencia de los delfines marinos, Inia puede mover la cabeza de lado a lado, debido a que las vértebras cervicales se encuentran separadas y no fusionadas. Sus aletas pectorales son grandes y con gran capacidad de movimiento. Su aleta caudal es baja y prolongada.

Su coloración es variable, generalmente cuando nacen son de color gris y a medida que crecen pueden mantener esta coloración, volverse rosados o tener patrones intermedios. El color rosado está determinado genéticamente, pero su intensidad depende de la actividad física del animal.

DESCRIPCIÓN TAXONÓMICA

Inia geoffrensis se caracteriza por tener el cuerpo robusto y flexible, con un hocico largo y estrecho. Los machos son ligeramente más grandes que las hembras con longitudes hasta de 2,78 m. y pesos alrededor de 180 kg.  El patrón general de coloración en las crías es gris y a medida que crecen presentan una variación entre grises y rosados (Trujillo 1994). Sus ojos son pequeños y funcionales. Con vibrisas sensoriales en la parte superior del hocico. La aleta dorsal es baja y se prolonga a manera de quilla a lo largo del dorso, las aletas pectorales son grandes con una escápula que les permite un ángulo pronunciado de rotación. Las vértebras cervicales están libres, permitiendo la rotación de la cabeza de un lado a otro.

Varios autores consideran esta especie como politípica debido al reconocimiento de tres subespecies.
Da Silva (1983) revisó la taxonomía del género Inia y propuso dos especies diferentes soportadas en caracteres craneométricos, separando así a I. boliviensis para la cuenca del río madeira e Inia geoffrensis; esta ultima con dos subespecies: Inia g. geoffrensisInia g. humboldtiana, basadas en estudios genéticos (Hamilton et al. 2000).

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA

Inia geoffrensis se encuentra ampliamente distribuida en las cuencas de los ríos Amazonas, Orinoco y en la mayoría de sus tributarios, pero se ve limitada en las cabeceras de los mismos por raudales y cascadas (Best y Da Silva 1989, Trujillo 2000).

La subespecie Inia g. humboldtiana está reportada en los ríos Meta, Arauca, Bita, Casanare, Vichada, Tomo, Tuparro, Manacacías, Cravo Norte, Guayabero, Orinoco, Guaviare e Inírida (Defler 1983, Meade y Koenhken 1991, Diazgranados 1997, Trujillo 2000). La subespecie Inia g. geoffrensisse encuentra en los ríos Caquetá (desde el chorro de Araracuara), Apoporis (hasta el raudal de La Libertad), Mirití Paraná, Cahuinarí, Putumayo, Igará Paraná, Cotué, Amazonas y en una gran cantidad de tributarios y lagos, entre estos últimos sobresalen los de Tarapoto y La Paya (Vidal 1990, Trujillo 1997, Galindo 1997).

La subespecie Inia g. humboldtiana se encuentra en la región de la Orinoquia, desde los tributarios que drenan la parte del escudo Guyanés en Colombia y Venezuela, a lo largo de los ríos Branco y Tacutu en la frontera entre Guyana y Brasil (Hershkovitz 1963, Trebbau y Van Bree 1974, Meade y Koenhken 1991).

wwfcol_fernando_amazonas_153759

Inia. g. geoffrensis habita en el Amazonas, sobre una extensa red de tributarios del río Amazonas, a lo largo de Ecuador, Perú, Brasil y Colombia, algunos de ellos como el Negro, Branco, Xingú, Tocantins, Ucayali, Marañón, Napo, Cuyabeno, Caquetá y Putumayo (Trujillo et al. 2006).

HÁBITAT

El delfín rosado se encuentra con frecuencia asociado a sistemas donde confluyen varios ríos (Trujillo 2000). En sistemas de lagos y remansos, entre los que se mueven estacionalmente debido a la variación de los niveles de inundación. Cuando las aguas están altas, penetran en el bosque inundado, remontando tributarios y se localizan en sistemas de lagos. Pero a medida que el nivel del río disminuye, se desplazan hacia los canales principales (Best y Da Silva 1989, Trujillo 1997).

delfin

La combinación de movilidad en las aletas pectorales y cabeza de Inia geoffrensis le permite desplazarse con facilidad en hábitats inundados con gran concentración de vegetación (Trujillo et al. 2006).

HÁBITOS ALIMENTICIOS

La dieta de Inia geoffrensis está basada en peces de tamaño variable entre 25 a 90 cm., pertenecientes a más de 43 especies (Da Silva 1983). Se estima que requieren alrededor de 3 Kg. de peces por día para mantener sus necesidades energéticas (Trujillo et al. 2006).

REPRODUCCIÓN

El delfín rosado presenta picos asociados con los períodos de aguas bajas y decrecientes (junio-septiembre para el Amazonas y diciembre-abril para el Orinoco). Los eventos reproductivos se presentan en su mayoría en áreas someras en los canales principales (Trujillo 1997, Fuentes 1998, Trujillo et al. 2000) y el período de gestación varía de 10 a 11 meses (Best y Da Silva 1993).

En la Amazonia Colombiana se han reportado áreas de cuidado parental, generalmente asociadas a sistemas de lagos (Trujillo 2000).

Delfinrosado

AMENAZAS

Captura directa: Cuando se captura un delfín a veces se venden algunas de sus partes como amuletos. En el departamento del Beni, Bolivia, se les caza con rifles y redes. También se obtuvieron registros de muertes de delfines por parte de personas en Colombia, no siempre con fines comerciales, algunas veces por interacciones en la pesca.

Con respecto a la pesca para alimentarse con ellos, los Yuracarés indican que el bufeo puede ser utilizado como alimento, aunque esto no es frecuente, ya que la carne es muy grasienta y de fuerte mal olor; en el norte de Brasil creen que la carne no es comestible o que es venenosa.
Con respecto a la comercialización de sus partes para amuletos, numerosas poblaciones ribereñas coinciden en que la grasa de este animal se utiliza como remedio tradicional efectivo contra males respiratorios (tuberculosis) y afecciones pulmonares. En el mercado de Riberalta (Bolivia) se ofrecen dientes de bufeo como amuleto contra la mala suerte y como atractivo sexual. Hay hechiceros o brujos tradicionales que usan diferentes partes como son los genitales y ojos para diferentes fines, aunque esto es muy poco practicado.

Pesca accidental: La principal causa de mortalidad por parte del hombre en Bolivia fueron las colisiones con motores y el enredo en redes de pesca en un estudio realizado en 2002. En otros lugares no se tienen estimaciones de la gravedad, pero también existen los accidentes. El problema es que el aumento pesquero aumenta también esta amenaza; por ejemplo, en la década de los 60 la introducción de las redes de enmalle de nylon, más resistentes, aumentaron las muertes. Algunas redes como las fijas o las de cerco son las responsables de la mayoría de las muertes. La pesca ilegal por supuesto que también producen estos problemas.

photo

Matanza deliberada: Estos delfines han aprendido a sacar provecho de algunas actividades pesqueras, como por ejemplo de las redes de cerco, de donde consiguen alimento; el problema que conlleva es el enredo. También se acercan a comer pescado aturdido por la dinamita usada por algunos pescadores ilegales. La respuesta por parte de los pescadores en estos casos muchas veces es matarlos. Por ejemplo, en la Reserva Nacional Pacaya Samiria del Perú, donde la pesca comercial es un problema, los delfines son envenenados a propósito con tóxicos, como Methil – paration.

Sobrepesca: también les afecta, aunque no es un problema tan grave como otros ya que solo el 43% de las especies de las que se alimentan estos delfines son peces con valor comercial.

Degradación del hábitat: Especialmente en Colombia y Brasil las poblaciones de personas se van expandiendo a zonas que irremediablemente entran en contacto con el hábitat de los delfines rosados. El aumento que conlleva de agricultura, deforestación y ganadería es una realidad. La deforestación en las llanuras de inundación para la agricultura y la industria maderera afecta al ciclo hifrológico y al ecosistema fluvial en su conjunto, y a este delfín en nuestro caso. Uno de los principales efectos es la reducción de la productividad de los peces, es decir, del alimento de los delfines y otros animales de la zona. Además, en el caso de la construcción de presas, se impiden las migraciones, rompiendo las poblaciones en grupos pequeños con poca variabilidad genética. Por otro lado, se pueden producir varamientos como causa de la disminución del nivel del agua por usarla como agua de riego. El agua de las presas al no tener un movimiento natural tiene menor concentración de oxígeno, su pH disminuye, y cuenta con menos peces. Más recientemente la búsqueda y explotación de reservas de petróleo también afectan.

Contaminación: Gran cantidad de pesticidas se usan en la agricultura, con metales pesados como por ejemplo el mercurio usado en las minas de oro para separar al oro de la piedra. Estudios llevados a cabo en el río Beni y poblaciones del río Madera en el Brasil, muestran que el nivel de mercurio en estos ríos está por encima del límite permisible, lo que constituye una seria amenaza para esta especie que se encuentra la cúspide de la cadena alimenticia.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

En CITES está incluído en el Apéndice II. Hay medidas de protección de la especie en todos los países donde habita.

Sería necesario un trabajo sobre la cantidad de delfines que hay, un registro de su distribución, el estudio de los lugares por los que se mueven y emigran, y el estudio de las presas que hay y se podrían construir y sus efectos en la población.

La investigación debería orientarse hacia la detección de tendencias de aumento o disminución de las poblaciones y la identificación de las causas en cada zona. Localizar y evitar la pesca tanto accidental como dirigida, así como las matanzas.





La Ballena de Bryde

21 06 2009

Taxonomía Bryde

DATOS SOBRE LA ESPECIE

Las ballenas de Bryde se identificaron por primera vez como una especie específica en 1912; su nombre común deriva del noruego J. Bryde, que estableció la primera fábrica ballenera en Durban (Sudáfrica) en 1909.

Las ballenas de Bryde crecen hasta una media de 12 metros en el caso de los machos y de 13 en el de las hembras, si bien pueden llegar a medir 15 metros. Aunque pueden alcanzar los 20.000 kg, normalmente pesan unos 12.000 kg de media. Al nacer, las crías miden unos cuatro metros y pesan en torno a 900 kg. Son ballenas de línea esbelta y aletas puntiagudas, pero su característica más distintiva son las tres líneas paralelas que van desde el espiráculo hasta la punta del rostrum. Presentan una prominente aleta dorsal que puede llegar a medir 45 cm y su cabeza es estrecha y afilada. Los pliegues gulares le permiten extender la boca como un fuelle cuando se alimenta. Las ballenas son de color gris oscuro, ligeramente más claro en el vientre.

004_b_debryde

Las ballenas de Bryde son únicas entre las ballenas barbadas porque nunca viajan a aguas frías, sino que pasan todo el año en aguas tropicales y subtropicales donde la temperatura es superior a los 20 grados centígrados. Se encuentran tanto en alta mar como cerca de la costa. Sus migraciones son muy cortas y se las ha avistado en África Occidental, Sudáfrica, Madagascar, Seychelles, Australia Occidental, Fiji, Perú, Hawai, el Golfo de California, Filipinas y Japón. Probablemente existen al menos dos especies distintas de ballena Bryde; la más grande (B. brydei) se encuentra en alta mar, lejos de las costas, y la más pequeña (B. edeni) más cerca de éstas.

Balaenoptera_brydei_range

Se sabe muy poco del comportamiento de estas ballenas. Así, aunque parece que viven en grupos de cinco o seis individuos, a menudo se ha visto a madres con sus crías alimentándose solas. Se alimentan principalmente de plancton, krill y, en menor medida, peces pequeños que capturan filtrando el alimento del agua del mar a través de las barbas situadas en la parte más profunda de la boca.

12417990Le

Población y amenazas

Las estimaciones sobre la población de ballenas de Bryde son muy poco fiables, en parte por lo fácil que resulta confundir a esta especie con la ballena sei, ligeramente más grande. No obstante, se piensa que en todo el mundo puede haber entre 40.000 y 80.000 ejemplares. La IUCN ha clasificado la ballena de Bryde en la categoría «Datos Insuficientes», lo cual significa que los conocimientos disponibles son demasiado escasos para evaluar correctamente su número o todas las amenazas a que se enfrenta. A pesar de ello, la sobrepesca de las especies que constituyen el alimento de estos animales, la contaminación del mar y la caza ilegal se encuentran entre los principales problemas. Se sabe que se han capturado ilegalmente ejemplares de esta ballena en varias zonas, incluidas las Filipinas. En las décadas de 1960 y 1970, las ballenas de Bryde se encontraban entre las especies que capturaban los «cazadores piratas de ballenas». Se desconoce cuántas ballenas de Bryde habían capturado los cazadores de ballenas en el Pacífico Norte antes de que la moratoria de la CBI entrara en vigor en 1986. En 2001 se publicaron en Japón los registros de capturas de la industria ballenera, que mostraron que las capturas de ballenas de Bryde en las décadas de 1970 y 1980 habían sido unos 100% superiores a lo que apuntaban las estadísticas oficiales. El Comité Científico de la CBI tiene previsto llevar a cabo una nueva evaluación de la población utilizando datos de captura correctos.

edenlive

Antiguamente, cazar una ballena garantizaba la subsistencia de una comunidad. En el siglo XX, con nuevas tecnologías, esa práctica se transformó en una barbarie que puso a esos cetáceos al borde de la extinción.

Las ballenas enfrentan un sinnúmero de amenazas, en su mayoría causadas por el hombre. La principal es la cacería directa, pero hay otras. Las poblaciones de ballenas han disminuido dramáticamente por la combinación de estas amenazas.

MATANZA COMERCIAL

Los métodos de cacería iniciales fueron muy sencillos y casi no cambiaron durante 300 años, era una cacería que no amenazaba a las especies, meramente de subsistencia por parte de comunidades indígenas. La cacería masiva comenzó en el siglo XVII y fue hasta los siglos XIX y XX cuando los modernos métodos de captura pusieron a varias especies de ballenas en peligro de extinción. En la actualidad se afirma que ocho de las once especies de ballenas están en peligro de extinción debido a la cacería comercial. La mayoría de las poblaciones de ballenas mexicanas disminuyeron porque, al ser migratorias, eran cazadas fuera de los mares territoriales mexicanos. Sin embargo, a finales del siglo XIX y principios del XX, las ballenas también fueron atrapadas en las costas de la península de Baja California por barcos americanos, noruegos, rusos y japoneses, principalmente. La ballena gris mexicana estuvo en dos ocasiones en peligro de extinción y es la única que ha recuperado su número original.

1198222894_g_1

Estimaciones Poblacionales de Ballenas (1997) Especie Estimación original Última estimación Porcentaje de pérdida Ballena franca 100,000 3,200 97% Ballena azul 228,000 11,700 95% Ballena jorobada 115,000 10,000 91% Rorcual común 548,000 110,000 80% Rorcual de sei 256,000 54,000 79% Ballena de Groenlandia 30,000 7,800 74% Rorcual tropical 90,000 43,000 52% Cachalote 2,400,000 1,950,000 19% Ballena gris 20,000 22,000 +10%

La cacería de ballenas continúa por parte de Japón y Noruega.

TRÁFICO ILEGAL

Aun y cuando existe una moratoria mundial sobre cacería de ballenas, Japón continúa cazando a través de un falso programa científico. Es justamente en ese país donde los productos obtenidos de los cetáceos alcanzan el mayor precio del mundo. Esta situación propicia la entrada de productos ilegales a ese mercado, al grado que, en los últimos años, en Japón y Corea se ha detectado la venta de carne de especímenes provenientes de poblaciones mexicanas así como de muchas especies prohibidas y en peligro de extinción.

DESTRUCCIÓN DEL HÁBITAT

La contaminación de los océanos por el vertido de desechos tóxicos amenazan la vida de los animales marinos. La contaminación puede ser de origen industrial, agrícola o doméstico. Han ocurrido casos de mortandad masiva de cetáceos en las que los contaminantes persistentes han sido identificados como los causantes originales. Los contaminantes persistentes como pesticidas organoclorados y PCBs pasan a formar parte de la cadena alimenticia, son bioacumulables y biomagnificables pues se acumulan en los tejidos grasos de los cetáceos afectando sus sistemas inmunológico, endócrino y reproductivo. La afectación del sistema inmunológico deja a los cetáceos susceptibles de cualquier enfermedad, a biotoxinas o al ataque de virus o bacterias que en otras circunstancias no serían perniciosos. La contaminación de los mares crea las condiciones ideales para los brotes de marea roja, cuyas biotoxinas ya han causado la muerte masiva de organismos marinos, incluyendo cetáceos.

Concentraciones de DDT y PCB detectadas en la grasa de cetáceos (1994) Especie Nombre común Concentración (ug/g peso neto) Límite de contaminantes organoclorados en productos pesqueros en EUA (ug/g peso fresco) DDT 5 Megaptera novaengliae Ballena jorobada 7.6 – 23.1 Physeter macrocephalus Cachalote 1.1 – 15.5 Balaenoptera physalus Rorcual común 0.67 – 2.58 Balaenoptera acutorostra Ballena minke 0.21 – 2.6 Mesoplodon densirostris Zifio de Blainville 38.2 – 65.1 Stenella caeruleoalba Delfín listado 70.7 – 231 Stenella longirostris Delfín tornillo pantropical 1.44 – 7.38 Tursiops truncatus Delfín mular 18.7 – 52.8 PCB 2 Globicephala macrorhynchus Calderón de aleta corta 0.6 – 12 Megaptera novaengliae Ballena jorobada 5.4 – 6 Physeter macrocephalus Cachalote 0.7 – 4 Balaenoptera physalus Rorcual común 0.01 – 0.19 Balaenoptera acutorostra Ballena minke 0.14 – 1.1 Mesoplodon densirostris Zifio de Blainville 14 – 29 Feresa atenuata Orca pigmea 36.6 – 79 Delphinus delphis Delfín común 80 – 300 Stenella caeruleoalba Delfín listado 39 – 69 Stenella longirostris Delfín tornillo pantropical 2.0 – 5 Tursiops truncatus Delfín mular 5 -15

CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático afecta a los ecosistemas oceánicos al fluctuar la temperatura de los mares, lo cual impacta las cadenas alimenticias en cuanto a la cantidad y diversidad de especies, pues provoca la dispersión de las mismas. Así, las ballenas pueden enfrentar escasez de alimento al no encontrar suficiente cantidad de las especies que usualmente consumen o simplemente no encontralas en las áreas a las que habitualmente asisten para alimentarse. Además, el cambio climático afecta a fenómenos meteorológicos como El Niño y la Niña, haciéndolos más frecuentes, prolongados e intensos. Fenómeno de El Niño El fenómeno de El Niño provoca cambios en la temperatura del agua lo cual afecta las cadenas tróficas y la distribución del alimento de los cetáceos. Además produce mareas rojas. “En el sureste del Pacífico las mareas rojas son raras y desde hace más de 20 años no se tenía conocimiento de ellas. Recientemente han aparecido mareas rojas casi anualmente durante el invierno favorecidas por la presencia de El Niño…” (Cortés-Altamirano et. al. 1995).

CAPA DE OZONO

Anteriormente se pensaba que la disminución de la capa ozono sólo tendría efectos en la Antártida, sin embargo, ya se han observado impactos en latitudes más norteñas como en Belice. La radiación ultravioleta que deja pasar el adelgazamiento de la capa de ozono puede penetrar hasta profundidades de 30 metros en mar abierto. Los rayos ultravioleta dañan el DNA y afecta el proceso de fotosíntesis, enzimas, metabolismo de nitrógeno, tasa de crecimiento, entre otras funciones del fitoplancton, que en su mayoría está restringido a las capas superiores del mar. El fitoplancton es la base de la cadena trófica y al ser afectado causa trastornos en toda la cadena alimenticia. También tiene un efecto directo sobre el zooplancton. Asimismo, los huevos y las larvas de muchas especies de peces son muy sensibles a la radiación ultravioleta. En México la situación de las ballenas es grave. De hecho la Procuraduría Federal para la Protección del Ambiente ha establecido que en el periodo de 1995 a 1999 la inmensa mayoría de las contingencias ambientales ocurrieron en ecosistemas acuáticos, y que después de los peces, los mamíferos marinos fueron los más afectados.

SOBREXPLOTACIÓN PESQUERA

El hombre está realizando una sobrexplotación de los recursos pesqueros del mundo. Más del 70% de las pesquerías en el mundo están sobrexplotadas o a su nivel máximo de aprovechamiento. El caso de México es aún peor: el 85% de todas las pesquerías está en esa situación. Además las pesquerías del mundo, especialmente las que usan redes de arrastre o de deriva, tienen un grave problema de captura incidental de especies no objetivo (no deseadas) que ya sin vida son desechadas. Aún peor, las pesquerías están empezando a enfocarse en especies que ocupan los niveles bajos de la cadena alimenticia como invertebrados planctónicos. Al sobreexplotar a los peces e invertebrados marinos, el hombre está compitiendo por el alimento de las ballenas. Se ha sugerido que varias especies de ballenas barbadas están enfrentando problemas de escasez de comida por esta razón.

LA CBI, LA CITES Y LAS BALLENAS DE BRYDE

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) prohíbe la caza de todas las grandes especies de ballena, incluida la de Bryde, desde la entrada en vigor de su moratoria sobre la caza de ballenas con fines comerciales en 1986. Toda la caza de ballenas utilizando buques factoría (con la excepción de la de ballenas minke) ha estado prohibida por la CBI desde 1979.

Además, todo el Océano Índico y el Océano Austral en torno a la Antártida son santuarios balleneros de la CBI y en ellos está totalmente prohibida la caza de ballenas. Sin embargo, desde el año 2000 Japón ha incluido 50 ballenas de Bryde del Pacífico Norte en su «programa de caza científica de ballenas», en el que utiliza buques factoría. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) protege todas las especies de grandes ballenas, incluida la ballena de Bryde, del comercio internacional en el marco de su Apéndice I.

SOLUCIONES DEL WWF

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) está presionando a Japón para que ponga fin a su programa de caza de ballenas con fines científicos, incluido el objetivo de cazar 50 ballenas de Bryde en el Pacífico Norte. El WWF considera que no existe justificación científica ni de otro tipo para ignorar tanto la moratoria de la CBI sobre la caza comercial de ballenas como la moratoria sobre la caza de ballenas con buques factoría.

PROYECTOS DEL WWF

El WWF está llevando a cabo un ambicioso programa relacionado con las especies y poblaciones de ballenas amenazadas. El WWF ya está limitando las amenazas a las ballenas por medio de investigaciones sobre el terreno, formación y desarrollo de las capacidades, y mejora de las medidas y acuerdos nacionales e internacionales. Entre sus principales proyectos se encuentran los siguientes:

  • Fomentar la creación de santuarios para las ballenas;
  • Desarrollar y analizar medidas encaminadas a reducir la captura incidental de cetáceos;
  • Estudiar el impacto de los contaminantes en las ballenas;
  • Apoyar el desarrollo de planes de conservación y políticas de gestión de las poblaciones de ballenas;
  • Apoyar los programas de observación de las ballenas.

GREENPEACE Y LAS BALLENAS

La actuación de Greenpeace ha sido fundamental para frenar la matanza de ballenas. En alta mar, nuestros activistas han interpuesto sus cuerpos, sus lanchas y sus barcos para evitar el disparo de los arpones de barcos balleneros. También han protestado pacíficamente ante las embajadas y los gobiernos de Japón y Noruega para que suspendan la cacería. Estas acciones han logrado suspender la caza de varias especies de ballenas. Más aún, se ha conseguido la creación de santuarios balleneros, uno de los cuales abarca todos los mares patrimoniales de México.

image_fmbg_0_1-1195652442

En 1975 Greenpeace empezó su campaña para salvar a las ballenas ya que estaban desapareciendo de los océanos. La mayoría de las especies de grandes ballenas se encontraban cerca de la extinción por la incontrolable cacería industrial. ¡Algunas especies, como la ballena franca y la azul, habían perdido entre el 95 y 97% de su población!

A través de acciones directas en el mar, campañas públicas y cabildeo político, Greenpeace ha sido un actor importante para promover que la Comisión Ballenera Internacional (CBI) decretara en 1986 una moratoria a la cacería comercial de ballenas. En aquel entonces Greenpeace esperaba que la industria ballenera desapareciera y casi lo consiguió. De las nueve naciones que cazaban ballenas en 1989, cuando la moratoria entró en vigor, siete dejaron de cazar ballenas. Sin embargo, Japón y Noruega buscaron lagunas jurídicas en el decreto o abiertamente desafiaron las resoluciones de la CBI para continuar cazando ballenas. Actualmente, estos países promueven el fin de la moratoria lo cual tendría un impacto devastador sobre las poblaciones remanentes de esos cetáceos.

Breve cronología

1975: Greenpeace lanza su campaña para salvar a las ballenas cuando nuestra embarcación “Phyllis Cormack” se enfrenta al barco ballenero soviético “Dalniy Vostok”, a 60 millas de la costa de Eureka, California. Una lancha inflable de Greenpeace se interpone entre el arpón y la ballena. El cañonero dispara por encima de la lancha, pero la filmación de este hecho en la que activistas arriesgan su vida por las ballenas impulsa un movimiento global contra la cacería.

1976: Con un barco más grande, el “James Bay”, Greenpeace se enfrenta a balleneros soviéticos a 1,400 millas de la costa de California.

1977: En junio el barco insignia de Greenpeace, el “Rainbow Warrior”, realiza su primera campaña al enfrentar a balleneros de Islandia. En septiembre, con lanchas inflables, Greenpeace se enfrenta a balleneros soviéticos a 50 millas de la costa oeste de Australia.

1978: El “Rainbow Warrior” se enfrenta a balleneros españoles frente a la costa de España.

1979: El “Rainbow Warrior” es detenido por las autoridades durante su confrontación con balleneros de Islandia.

1979-1980: Investigadores de Greenpeace en Taiwan fotografían y documentan a una flota de cuatro balleneros piratas cuando uno por uno entran a puerto para desembarcar sus capturas, las cuales serían contrabandeadas a Japón. Con la publicación de la evidencia, los balleneros piratas serían forzados a abandonar su ilícito negocio.

1980: El “Rainbow Warrior” es arrestado por la armada española cuando evitaba que barcos balleneros españoles persiguieran ballenas. Las autoridades españolas quitan una parte vital del sistema de propulsión del barco y lo ponen bajo guardia armada.

1981: Un activista de Greenpeace se trepa a un barco ballenero japonés cuando está a un cuarto de milla de la costa de Japón y se encadena al arpón obligando al barco a regresar a puerto durante la temporada alta de caza de ballenas. Ese año, Greenpeace celebra su primera victoria legal cuando la Comisión Ballenera Internacional decreta una moratoria sobre la cacería de cachalotes.

1982: En julio 23 la Comisión Ballenera Internacional vota a favor de una moratoria a la cacería comercial de ballenas que entrará en efecto en 1986. En noviembre, tras una objeción de Perú a la moratoria, el “Rainbow Warrior” se enfrenta a balleneros peruanos. Perú retira su objeción en julio de 1983, deja de cazar ballenas y abandona la Comisión Ballenera Internacional.

1983: El “Rainbow Warrior” entra a aguas soviéticas para documentar la caza de ballenas grises. Arrestan a los activistas que bajan a tierra y el “Rainbow Warrior” es perseguido por barcos de la armada soviética a través del Estrecho de Behring. Después de que la filmación de la persecución es vista por todo el mundo los activistas son liberados.

1985: En julio, el barco de Greenpeace “Sirius” llega a Inglaterra para entregar un millón de firmas a los delegados de la CBI solicitando acabar con la cacería de ballenas.

1986: La guardia costera de Noruega arresta en dos ocasiones al barco de Greenpeace “Moby Dick”, por impedir que los balleneros noruegos cazaran ballenas.

1987: Activistas de Greenpeace en Alemania interceptan un cargamento ilegal de carne de ballena de Islandia que sería exportado a Japón. Las autoridades alemanas envían la carne de regreso a Islandia. En diciembre, Japón empieza a cazar ballenas bajo el engaño de realizar investigación científica. Varios activistas de Greenpeace junto con una ballena inflable de 30 metros son arrestados por la policía japonesa cuando protestaban frente a un barco ballenero que estaba por partir hacia la Antártica.

1989: Islandia detiene su programa ballenero debido en parte al boicot internacional, dirigido por Greenpeace y otras organizaciones, en contra del pescado de Islandia.

1990: El barco de Greenpeace “Gondwana” intercepta a la flota ballenera japonesa entre Australia y Nueva Zelanda; activistas brincan desde helicópteros frente a los barcos en un esfuerzo por detenerlos.

1991-1992: El barco “MV Greenpeace” en repetidas ocasiones obstaculiza a la flota ballenera japonesa en la Antártica para evitar que capturen ballenas. Activistas de Greenpeace ocupan uno de los barcos balleneros previniendo que suban a las ballenas.

1993: En octubre, Greenpeace entrega dos millones de firmas al gobierno de los EUA solicitando la creación de un santuario ballenero en la Antártica.

1994: Durante la reunión anual de la CBI en Puerto Vallarta, México, se crea el Santuario Austral que rodea a la Antártica. Los barcos de Greenpeace “Solo” y “Sirius” se enfrentan a balleneros de Noruega cuando ese país reanuda la cacería comercial de ballenas. Después de tres semanas de confrontación los dos barcos son arrestados por la guardia costera noruega.

1995: En febrero, el barco “MV Greenpeace” encuentra a la flota ballenera japonesa violando el Santuario Austral. El helicóptero de Greenpeace entorpece la cacería colocándose entre el arpón y las ballenas. En Noruega siete activistas se encadenan al barco ballenero del presidente de la asociación ballenera noruega. El presidente golpea a los activistas frente a las cámaras.

1997: Japón y Noruega proponen ante la CITES la desproteción de las ballenas gris, minke y bryde. El cabildeo de Greenpeace junto con otras organizaciones consigue que la propuesta sea rechazada.

1998: En su camino a la Antártica un barco ballenero japonés se incendia a 600 millas de Nueva Caledonia. Después de que el barco es reparado en el puerto de Noumea, Greenpeace bloquea su salida.

1999: La embarcación de Greenpeace “Sirius” se enfrenta a balleneros noruegos en el Mar del Norte, donde el barco “Kato” dispara en contra de las lanchas inflables y deja inservible a una de ellas. Un guardacostas noruego embiste otra de las lanchas y un activista es enviado al hospital con diversas fracturas. El “Sirius” y su tripulación son detenidos. Otro barco de Greenpeace, el “Arctic Sunrise”, enfrenta a la flota ballenera japonesa en la Antártica, donde es embestido por el barco factoría “Nishin Maru”. Los activistas amarran las lanchas inflables a las ballenas arponeadas, para impedir que los cazadores completen su maniobra. Greenpeace México lanza su campaña para la creación de un santuario ballenero mexicano y consigue más de 120 mil firmas.

2000: Japón y Noruega proponen ante la CITES la desprotección de la ballena gris y la minke. Greenpeace protesta con una ballena inflable frente a la sede de la reunión, en Nairobi, Kenia. La propuesta es rechazada. En la CBI Japón bloquea, con los votos comprados a países caribeños, la iniciativa de crear el Santuario del Pacifico Sur. Asimismo, en abierta violación a las disposiciones de la CBI, Japón reanuda la caza de ballenas bryde y cachalote en el Pacífico Norte. Después de la solicitud de Greenpeace, México se une a 14 países para demandar que Japón detenga la cacería.

2001: En abierto desafío a la CITES y a la CBI, Noruega anuncia que reanudará la exportación de productos de ballena a Japón. México se une a diferentes países para demandar que Noruega respete las disposiciones de la CBI y CITES. Tras las denuncias de Greenpeace, México anuncia que votará en contra de la cacería de ballenas y a favor de la creación de santuarios en la CBI. Japón sigue comprando votos a países caribeños, centroamericanos y africanos, con lo cual bloquea en la CBI las propuestas de santuarios en el Pacífico Sur y Atlántico Sur. El secretario mexicano de Medio Ambiente anuncia la creación de un santuario ballenero en el Pacifico Norte de México.

“SEA SHEPHERD” LOS PIRATAS ECOLÓGICOS

Fundada en 1977, la Sea Shepherd Conservation Society (SSCS) es una organización ecologista internacional sin ánimo de lucro por la conservación de la fauna marina, cuya misión es acabar con la destrucción del hábitat y la matanza de la fauna en los océanos del mundo con el fin de proteger y conservar el ecosistema y las especies. Sea Shepherd usa innovadoras tácticas de acción directa para investigar, documentar y actuar cuando sea necesario sacar a la luz y enfrentarse a actividades ilegales que se dan lugar en alta mar. Salvaguardando la biodiversidad de nuestros precariamente equilibrados ecosistemas oceánicos, Sea Shepherd trabaja para asegurar su supervivencia para futuras generaciones.

En 1981 la Sea Shepherd Conservation Society fue constituida sociedad de manera oficial en el estado de Oregón, Estados Unidos. Previo a ello, la idea de Sea Shepherd tomó forma cuando en 1977 el Capitán Paul Watson fundó la Earth Force Society en Vancouver BC, Canadá. El mandato original de ambas organizaciones era la protección y conservación marina con el objetivo inmediato de cerrar  permanentemente las operaciones balleneras y la caza de focas, pero más tarde Sea Shepherd expandió su misión incluyendo a toda la fauna marina.

2084437057_c682fcc986

En 1978, con el apoyo económico de Cleveland Amory de la Fund for Animals, la Sociedad compró su primer barco, el Westella, un pesquero de arrastre británico al que bautizó como Sea Shepherd. Su primera misión fue la de navegar hacia los témpanos de hielo del este de Canadá para interponerse a la matanza anual de crías de foca arpa, conocidas como focas de abrigo blanco. Ese mismo año, en el puerto de Portugal, el Sea Shepherd persiguió y embistió al perverso ballenero pirata Sierra acabando con su infame carrera de flagelador de los mares.

sea_shepherd_in_hobart_dec_06

Desde esos primeros años, Sea Shepherd se ha embarcado en unos 200 viajes, cubriendo muchos de los océanos del mundo y defendiendo y salvando la vida marina indefensa a lo largo de su trayectoria.

Fuente: WWF,  GREENPEACE  y  SEA SHEPHERD